Comunidad de El Bosque exige justicia climática ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos

* Primera comunidad reconocida como desplazada climática en México demanda acciones concretas en audiencias cruciales en Brasil.

Ciudad de México
Enlace de la Costa

La comunidad de El Bosque, Tabasco, se convierte en la primera en México en ser oficialmente reconocida como desplazada climática y ahora exige justicia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
Durante las audiencias celebradas del 27 al 29 de mayo en Manaos, Brasil, 116 delegaciones serán escuchadas para ayudar a la Corte a responder a la solicitud de Chile y Colombia sobre las obligaciones estatales en el contexto de la emergencia climática.

Impacto de la crisis climática
En los últimos cinco años, El Bosque ha sufrido severos impactos debido al aumento del nivel del mar, afectando gravemente a sus habitantes, especialmente a los más vulnerables como niños, ancianos y personas con discapacidad.
La comunidad, apoyada por organizaciones como Greenpeace México, Nuestro Futuro México y Conexiones Climáticas, ha presentado observaciones escritas ante la Corte, solicitando que se establezca la obligación de los Estados de desarrollar políticas de adaptación climática que aborden el desplazamiento interno.

Contexto de las audiencias
Las audiencias en Brasil se reanudan tras las peores inundaciones en la historia del país, que resultaron en más de 150 muertes y 540,000 desplazados.
Estas audiencias se centran en las experiencias de las comunidades afectadas y los defensores de los derechos humanos, buscando clarificar las obligaciones legales de los Estados en materia de cambio climático.
Pablo Ramírez, responsable de la campaña de justicia climática en Greenpeace México, declaró: “Las innumerables demandas de comunidades de todo el mundo que han sufrido durante demasiado tiempo los daños que les imponen las prácticas empresariales colonialistas y extractivistas, son un testimonio de cómo las industrias de los combustibles fósiles y los agronegocios están impidiendo el pleno ejercicio de todos nuestros derechos humanos y también de cómo los Estados no están garantizando estos derechos básicos pero fundamentales.”

La oportunidad de un cambio histórico
La CIDH tiene ahora la oportunidad de construir sobre decisiones históricas previas y reforzar las obligaciones de los Estados y las empresas de adoptar medidas necesarias para reducir, prevenir y controlar las emisiones de gases de efecto invernadero, de acuerdo con los mejores conocimientos científicos disponibles y las obligaciones del derecho internacional.

Fuente: Greenpeace

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Discover more from Enlace de la Costa

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading

contadores web free