La leche materna reduce enfermedades infecciosas en recién nacidos

* Además, disminuye el riesgo de obesidad, diabetes y ciertos tipos de cáncer, beneficiando tanto a bebés como a mamás.

Ciudad de México
Enlace de la Costa

La leche materna disminuye en un 30% el riesgo de enfermedades infecciosas respiratorias, gastrointestinales y de vías urinarias en recién nacidos, según la coordinadora del Banco de Leche del Instituto Nacional de Perinatología (INPer) “Isidro Espinosa de los Reyes”.
Además, reduce en un 13% la probabilidad de sobrepeso u obesidad, en un 35% la diabetes mellitus y algunos tipos de cáncer. También transmite anticuerpos, defensas, factores de crecimiento e información genética que podrían prevenir dos millones de muertes infantiles al año a nivel mundial.

Incremento en la lactancia exclusiva
Actualmente, el 33.6% de las madres alimenta a sus bebés exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses, una mejora significativa respecto al 14.4% registrado en 2014.
La lactancia materna también beneficia a las madres, reduciendo las probabilidades de cáncer de mama y endometrio, así como de sobrepeso y obesidad, ya que la grasa acumulada durante el embarazo se consume con la lactancia.

Beneficios adicionales y técnicas de lactancia
La alimentación al seno materno mejora la salud mental al generar un vínculo afectivo entre madre e hijo y favorece el crecimiento saludable del bebé.
Se recomienda alimentar a los niños con leche materna de manera exclusiva durante los primeros seis meses y continuar complementariamente hasta los dos años o más.
Factores como las jornadas laborales, técnicas incorrectas de amamantamiento que causan dolor y la creencia de que no se produce suficiente leche pueden inhibir la lactancia exclusiva.
Desde los primeros días tras el parto, la madre produce leche suficiente para las necesidades del bebé: entre 5 y 7 mililitros por toma al inicio, aumentando a 500-700 mililitros en una semana y estableciendo la cantidad necesaria en un mes.

Capacitación y técnicas adecuadas
Es esencial que el personal médico esté bien informado sobre los beneficios y técnicas de lactancia para capacitar adecuadamente a las madres.
La coordinadora del Banco de Leche describe la técnica correcta: la madre debe sostener la cabeza del bebé con la mano en forma de “C”, apuntando el pezón al paladar del bebé, asegurando que la oreja, hombro y cadera del bebé estén alineados.
El bebé debe tomar el pezón y la mayor parte de la aureola, con los labios abiertos simulando una boca de pescado y el mentón en contacto con el pecho. Si solo toma el pezón, no podrá extraer suficiente leche, causando grietas y dolor en la madre.

Alimentación de la madre durante la lactancia
La alimentación saludable de la madre es crucial, ya que la mayoría de los nutrientes se transmiten al bebé a través de la leche. Una guía para una nutrición balanceada es el Plato del Bien Comer, establecida por la Secretaría de Salud.
Es fundamental eliminar alimentos irritantes, evitar el consumo de alcohol y medicamentos herbolarios. Si la madre necesita tomar medicamentos, debe estar bajo vigilancia médica para evitar efectos adversos en el bebé.

Día Mundial de la Protección de la Lactancia Materna
En el contexto del Día Mundial de la Protección de la Lactancia Materna, establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 21 de mayo, se resalta que la leche humana es esencial para mantener a los niños sanos, ofreciendo protección contra enfermedades, apoyando la salud mental y favoreciendo la economía familiar.

Fuente: Secretaría de Salud

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Discover more from Enlace de la Costa

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading

contadores web free