Preocupación ante la ausencia de derechos humanos en planes de gobierno en República Dominicana

  • Candidatos presidenciales no presentan propuestas concretas para abordar temas cruciales como la discriminación racial, la apatridia, la migración y los derechos de las mujeres

Ana Piquer*
Republia Dominicana
Enlace de la Costa

A pocos días de las elecciones presidenciales en la República Dominicana, Amnistía Internacional expresa su profunda preocupación ante la ausencia de una perspectiva seria y robusta de derechos humanos en los planes de gobierno de las nueve candidaturas.
Si bien todos los planes mencionan los derechos humanos de forma genérica, la profundidad y amplitud de estos compromisos varían significativamente. Algunos proponen medidas concretas en áreas como educación y salud, pero son pocos los que abordan directamente los derechos de grupos específicos como las personas LGBTIQ+, trabajadoras sexuales, personas con VIH, personas haitianas y otras minorías racializadas.
En cuanto a la migración, si bien algunos planes proponen medidas para la integración de personas haitianas, carecen de un enfoque claro para proteger sus derechos humanos y erradicar la discriminación. Amnistía Internacional insta al próximo presidente o presidenta a establecer políticas migratorias que garanticen el respeto a la dignidad y los derechos de todas las personas, incluyendo la protección internacional para las personas haitianas ante la crisis en su país.
Otro tema ausente en los planes de gobierno es la situación de las personas dominicanas de ascendencia haitiana, quienes enfrentan un largo legado de racismo y barreras para la restitución de su nacionalidad. Es crucial que el próximo gobierno impulse soluciones institucionales para evitar la apatridia y garantizar la restitución de la nacionalidad de estas personas.
Amnistía Internacional también lamenta la falta de un compromiso claro para gobernar sin discriminación y garantizar la igualdad de todas las personas ante la ley. El racismo, un problema sistémico en el país, requiere una respuesta integral e institucional del Estado. Solo una de las propuestas menciona el racismo como problemática, lo cual es preocupante.
La protección de las mujeres y las niñas también sigue siendo un área crítica. Si bien varias candidaturas prometen fortalecer las instituciones y leyes relacionadas con sus derechos, la despenalización del aborto no es un compromiso común.
Los planes de gobierno revisados dejan importantes vacíos y áreas de oportunidad. Es imperativo que el próximo presidente o presidenta demuestre un liderazgo comprometido con un desarrollo nacional integral que tenga en el centro el respeto y la garantía de los derechos humanos de todas las personas en la República Dominicana.
El pueblo dominicano merece un gobierno que priorice su dignidad y sus derechos humanos. Los ojos del mundo estarán observando las elecciones y esperamos que el gran ganador sea el respeto a los derechos de todas las personas en el país.

Fuente: Amnistía Internacional / Publicado originalmente en español en Listín Diario
* Ana Piquer, directora para las Américas de Amnistía Internacional

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Discover more from Enlace de la Costa

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading

contadores web free