Más de 30 mil niños cruzan la peligrosa selva del Darién en lo que va de 2024

  • La cifra representa un aumento del 40% respecto al mismo período de 2023 y UNICEF alerta de riesgos y necesidades crecientes

Ciudad de Panamá
Enlace de la Costa

La selva del Darién, frontera natural entre Colombia y Panamá, ha visto pasar a más de 30.000 niños migrantes en los primeros cuatro meses de 2024, según informó este miércoles el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF). Esta cifra representa un preocupante aumento del 40% en comparación con el mismo período del año pasado.
De mantenerse esta tendencia, UNICEF estima que 160.000 niños y adolescentes habrán realizado la peligrosa travesía para finales de este año, lo que significaría un 34% más que en 2023, cuando la cifra alcanzó los 113.000. Esta alarmante tendencia marca el quinto año consecutivo de niveles récord de migración infantil a través del Darién.

“El Darién no es un lugar para los niños”
El cruce de migrantes por la selva del Darién se ha convertido en una crisis prolongada, con graves consecuencias para los niños. La agencia de la ONU estima que este año 800.000 personas transitarán por este peligroso paso, muchas de las cuales requerirán asistencia humanitaria de emergencia.
“Muchos niños han muerto durante el arduo y peligroso viaje”, señaló el director adjunto de UNICEF, Ted Chaiban. “Hay mujeres que dan a luz en el camino, trayendo nueva vida al mundo en las circunstancias más difíciles”, agregó.

UNICEF alerta sobre el aumento de niños solos y separados
La quinta parte de los migrantes que atraviesan el Darién son niños, y su número crece cinco veces más rápido que el de adultos. De los 30.000 niños que cruzaron hasta abril, 2.000 viajaban solos o separados de sus familias, una cifra que representa un preocupante aumento del 300% en comparación con el mismo período de 2023.

Historias desgarradoras de niños migrantes
Chaiban describió los relatos de los niños y padres que han realizado el viaje como “increíblemente desgarradores”. Un ejemplo es la historia de Esmería, una niña venezolana de once años que se separó de su madre durante el cruce de la selva. La pequeña, que no ha comido en dos días y no ha asistido a la escuela en meses, espera con ansias el reencuentro con su madre para continuar su camino.
“Ningún niño debería tener que vivir o presenciar estas cosas”, enfatizó Chaiban. “Es fundamental contar con los recursos necesarios para atender a los niños, sin importar su país de origen o destino”, acotó.

UNICEF solicita fondos urgentes para atender la crisis
Para 2024, UNICEF solicitó 7,64 millones de dólares para cubrir las necesidades urgentes del creciente número de niños y familias migrantes en Panamá. Sin embargo, hasta el momento, la agencia solo ha recibido el 10% de esos fondos.
“Si la respuesta no cuenta con fondos suficientes, el alcance será limitado”, advirtió Chaiban. El trabajo de UNICEF en la región se centra en la provisión de agua, saneamiento e higiene, protección infantil, atención a la infancia y la maternidad, y apoyo a las comunidades de acogida.
La agencia de la ONU hace un llamado urgente a la comunidad internacional para que garantice que ningún niño se quede atrás en esta crisis humanitaria.

 

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Discover more from Enlace de la Costa

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading

contadores web free