Vehículos con amortiguadores dañados por los baches

>> ¿Alguna vez las calles de Bahias de Huatulco habían estado tan dañadas como ahora?

Enlace de la Costa
Santa Cruz Huatulco
8 de septiembre de 2020

Don Antonio Pérez García tiene su carrito que está terminando de pagar con mucho sacrificio, el cual comenzó hacer un ruido, acto que lo llevó a visitar al mecánico y… ¿que creen que le dijeron?

El mecánico amigo de Don Toño, o como le decimos de cariño Don Toñito, al revisar el carro le dieron la mala noticia que ya no servían sus amortiguadores. Y comprarlos, más la mano de obra, le cuesta lo de una semana de trabajo. Que es el sueldo que le pagan en el Hotel donde trabaja.

Don Toñito le preguntó al mecánico ¿como se dañaron? ya que el carro apenas va ser 2 años que lo compró y además antes tenía otro carro el cual nunca le cambió sus amortiguadores y lo tuvó durante 5 años.

El mecánico le contestó con otra pregunta «¿Alguna vez las calles de Bahias de Huatulco habían estado tan dañadas como ahora?» Don Toño se puso a recordar por un momento y contesto «No». «Pues su carro tanto caer en los baches se fue dañando hasta que se acabó sus amortiguadores y ahora hay que cambiarlos», agregó el mecanico.

Don Toño dijo: Y si voy con mis notas de gastos ¿No me las pagará Fonatur?

«Uy Don Toño hace tres años un reportero del Istmo dejó su carro debajo de un árbol y cuando regresó por su vehículo el árbol le había caído encima, lo dañó, le quebró parabrisas, carrocería… fue, dio muchas vueltas y nunca le pagaron nada.» Y para desanimarlo más a Don Toño ¿que cree que le dijo el mecanico?

Mire Don Toño le voy a platicar otro caso, ¿conoce a la señora que compone celulares? La que tiene su negocio frente a la cruz roja, resulta que los de Fonatur dejaron un hoyo abierto sin poner señalamiento, y en la noche cayó su carro de la señora en esa zanja y fué pérdida total y que yo sepa nunca le pagaron nada, dijo el mecánico.

Así que Don Toño vaya a conseguir dinero, compre sus amortiguadores y no haga más corajes porque Fonatur no le va a pagar nada, así que, Don Toño fue a la casa de empeño a dejar unas alhajas que tenía y hasta su anillo de matrimonio empeñó para arreglar su carro.

Moraleja: A agua y ajo a aguantarse ya joderse

Fin de la historia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IMPRESO

contadores web free
A %d blogueros les gusta esto: