Nos faltan un millón de empleos en Oaxaca

>> La situación económica en el Estado no ha sido la más adecuada históricamente, sin embargo una de las cifras más engañosas es la tasa de desocupación que en el primer trimestre de 2020 se ubicó en el 1.7%. Esta cifra sin duda sería casi perfecta, de cuento de hadas, solo el 1.7% de la población económicamente activa se encuentra desocupada, una maravilla, pero nada más lejos de la realidad.

Luis Gallegos

Oaxaca

24 de julio del 2020

La tasa de desocupación  en efecto se encuentra en el 1.7%, sin embargo, hay más capítulos en la historia, Oaxaca es la entidad líder en la informalidad, el 81.6% de la PEA se encuentra en estas condiciones, superando a entidades como Guerrero y Chiapas con informalidades de 79.2% y 78.2% respectivamente, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI.

Pero ¿Qué significa estar en la informalidad?, bueno, son empleos que evidentemente no pagan impuestos, que no ofrecen seguridad social, es decir, por ejemplo, no existe ningún tipo de ahorro para el retiro, carencia de prestaciones laborales, sumado al muy probable estado de precariedad de los trabajos.

La población económicamente activa en el Estado está conformada por un millón 771 mil personas, de la cual la población ocupada es de un millón 739 mil, de estas un millón 445 mil personas se encuentran en la informalidad.

El 18.4% en Oaxaca no percibe ningún pago por la labor que realiza, el 35.9% tiene ingresos equivalentes al salario mínimo, el 21.8% gana cerca de dos salarios mínimos, el 20.3% entre dos y tres salarios mínimos, el 4.3% de tres a cinco salarios mínimos y solo un 1.3% percibe un ingreso superior al equivalente a cinco salarios mínimos.

El ingreso promedio por hora trabajada de acuerdo a la ENOE se ubicó en 28.5 pesos, mientras que la media nacional se encontró en 38.4 pesos y Estados como Nuevo León rebasaron los 50 pesos.

En Oaxaca del total de los trabajadores el 32.7% tienen acceso a una institución de salud como prestación laboral, ubicando a la entidad en el último lugar de número de trabajadores ocupados con derecho a la salud.

La generación de empleos formales es uno de los principales retos que afronta el Estado, en donde, ya de entrada se requerirían de un millón 445 mil, sumado a la población que se encuentra en busca de un trabajo y que generan presión en el mercado laboral. En el 2019 en todo el país se crearon menos del millón de empleos formales, lo que explica la complejidad del problema en Oaxaca.

Sería ideal pero prácticamente imposible por la naturaleza de la economía en México y más aún en el Estado de Oaxaca pensar que todo el empleo logrará ser formal, sin embargo, si se buscará en estos momentos reducir la informalidad en un 50%, se requerirían 720 mil empleos formales, más las personas en la búsqueda de un trabajo se estaría ante una demanda cercana al millón.

La precariedad de los salarios es otro de los grandes temas, en la entidad en 2016 el ingreso laboral per cápita en Oaxaca fue de mil 141 pesos al mes, mientras en 2006 era de 857 pesos, esto pareciera un incremento importante, sin embargo, al considerar la inflación, en términos reales, disminuyó un 9.9%.

Los efectos de la pandemia todavía no logran cuantificarse del todo, pero seguramente se tendrá registro de un mayor número de personas desocupadas en busca de un trabajo y probablemente los salarios ofrecidos tenderán a disminuir de forma importante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IMPRESO

contadores web free
A %d blogueros les gusta esto: