Economía y desempleo después del Covid-19

>> La pandemia del Covid-19 en México y el mundo dejará afectaciones económicas importantes, esta semana la Comisión Económica para América Latina y el Caribe presentó el informe “Sectores y empresas frente al COVID-19: emergencia y reactivación”.

Luis Gallegos

Oaxaca

03 de julio del 2020

El informe presenta algunas estimaciones preocupantes, en América Latina se espera un probable cierre de 2,7 millones de empresas y la pérdida de 8,5 millones de empleos. Las afectaciones se presentaran en empresas de todos los tamaños, sin embargo el 20.7% de las empresas que cerraran serán Micro, el 7.1% pequeñas y el 2.8% medianas que concentran cerca de 7.9 millones de empleos.

Los sectores más afectados por los problemas en la economía son responsables de más de un tercio del empleo formal y de la cuarta parte del Producto Interno Bruto de la región.

Las medidas que la CEPAL propone para amortiguar el impacto económico en las empresas son: Ampliar liquidez y financiamiento, cofinanciar la nómina salarial, realizar transferencias directas a los trabajadores y apoyar a grandes empresas de sectores estratégicos.

En México las afectaciones se comienzan a presentar de acuerdo al INEGI en el mes de mayo el empleo formal pasó de un segmento de 22.6 millones de personas a uno de 21 millones, es decir, hay 1.6 millones de personas que perdieron sus trabajos formales, que perdieron sus ingresos y que no tienen acceso a seguridad social.

La tasa de desocupación, si bien es cierto disminuyó al pasar de 4.7% en abril a un 3.5% en mayo, lo hizo a través de la informalidad. La subocupación es otra de las variables que aumentó significativamente de 4.5% en abril a 29.9% en mayo, es decir, personas que tienen empleos de unas cuantas horas al día, pero que requieren y necesitan de trabajar más horas para poder sobrevivir.

En el Estado de Oaxaca las condiciones económicas no son las mejores, de acuerdo a el Instituto Mexicano para la Competitividad a través de su Índice de Competitividad Estatal 2020 que evalúa subíndices como: Derecho, Medio Ambiente, Sociedad, Sistema Político, Gobierno, Mercado de Factores, Economía, Precursores, Relaciones Internacionales e Innovación.

El IMCO señalo a la entidad como una de las de más baja calificación en el país al contar con una economía poco dinámica y competitiva, de ahí que las afectaciones

económicas tiendan a hacer más agudas en el Estado como consecuencia de la pandemia.

Los gobiernos locales deben ser actores activos en los efectos económicos de los próximos meses, deben tener la capacidad de tomar medidas que permitan controlar las afectaciones económicas y sobretodo la pérdida de empleo. Es importante considerar ante qué escenario se encuentra cada entidad, al existir economías más frágiles y susceptibles a un impacto negativo.

En Oaxaca, sin duda, uno de los sectores con más daños es el sector turístico, por lo tanto regiones como la Costa y Valles Centrales, deben concentrarse en el diseño de estrategias que permitan y encausen una recuperación de una forma progresiva. La recuperación probablemente sea paulatina y habrá que ir acompañando este proceso con medidas concretas que incentiven la recuperación y el dinamismo económico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IMPRESO

contadores web free
A %d blogueros les gusta esto: