Los retos de la educación indígena

El poder garantizar el acceso a la educación al interior de las comunidades indígenas, se ha posicionado como uno de los principales retos del Estado, de acuerdo a la encuesta intercensal de INEGI (2015) en México se tienen registradas 7 millones 382 mil 785 personas de 3 años o más, las cuales hablan alguna lengua indígena, que representaba aproximadamente el 6.5% del total nacional.

Luis Gallegos

En ciclo escolar 2014-2015 se tuvieron registrados 26 millones de alumnos matriculados en la educación básica de acuerdo a datos de la SEP (2014), de los cuales 121 mil alumnos eran hablantes únicamente de una lengua indígena, es decir, no hablaban español.

Estos son los primeros retos para el sistema educativo, la atención a personas monolingües en las comunidades indígenas del país, que se pueda contar con la infraestructura suficiente para tener la capacidad de atender estos casos en escuelas con personal adecuado a estas condiciones.

La distribución de estos alumnos habla del tamaño del problema existente, ya que de los 121 mil alumnos en esta condición, se estiman que 87 mil asistían a preescolares y primarias indígenas, poco más de 10 mil a servicios generales y más de 5 mil se encontraban adscritos a los diferentes sistemas de secundaria.

La distribución de los estudiantes hablantes de una lengua indígena, nos habla de la precaria situación en términos de infraestructura educativa, con la que cuenta el propio sistema de educación para poder atender a estas poblaciones. La carencia de escuelas que se adapten a las necesidades del estudiante, puede identificarse como el primer y principal desafío para la educación indígena del país.

La educación media superior es otro de los ejemplos encontrados de las debilidades institucionales dentro del sistema educativo, ya que se calcula que ocho de cada 10 alumnos, que hablan alguna lengua indígena asisten a bachilleratos generales, mientras que los dos restantes asisten a bachilleratos comunitarios, cuando tienen presencia cercana de las comunidades originarias de las y los jóvenes.

Los docentes que hablan una lengua indígena para la educación básica son aproximadamente 52 mil 194, mientras que en educación media superior se registran mil 572, que son los encargados de atender principalmente a la población monolingüe de comunidades indígenas.

La infraestructura y el recurso humano para ser insuficiente para atender a la población hablante únicamente de una lengua indígena, sumando a esto la carencia de recursos que se tiene para el desarrollo de la educación indígena del país, muestra un panorama complejo, que sin duda deberá de atenderse para desarrollar este potencial recurso humano que se tiene en las comunidades indígenas del país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

contadores web free
A %d blogueros les gusta esto: