Mujeres

Luis Gallegos

Hace exactamente una semana se llevaba a cabo en la CDMX la marcha por parte de mujeres con exigencias legitimas. La manifestación se comenzó a viralizar en redes por el video de la agresión que sufrió el reportero de AND40, por cierto, por parte de hombre.

Los infiltrados en las marchas o manifestaciones de cualquier índole son más comunes de lo que se cree, infiltrados que solo ven una oportunidad para generar cualquier nivel de descontrol. Lo anterior es algo que hay que tener presentes ya que muchas de las veces solo se busca la deslegitimación de las manifestaciones.

La violencia sin duda es un acto el cual se busca erradicar y podrá ser condenable, sin embargo, en este tipo de temas quizás hay o se requiere un cierto nivel de agresividad necesaria. Lo anterior por una sola razón, para buscar introducir el tema en la agenda pública, tema que no ha sido tema.

Lo anterior es una de las razones por la cual el tema se ha posicionado que si bien es un tema de carácter estructural por lo menos se ha logrado posicionarlo como un tema coyuntural que es un primer paso.

El problema de la violencia contra la mujer en un país con un nivel de “machismo” alto como el de México debe ser un asunto prioritario según las propias cifras, los cinco estados con mayor número de feminicidios son: Veracruz, Estado de México, Puebla, Chihuahua y Sonora.

Es sorpréndete el nivel de priorización de los temas en el debate y la discusión pública, en donde se prioriza mínimos daños materiales, a una situación real y compleja, en los niveles de violencia contra la mujer.

En lo que va del año van aproximadamente 1812 feminicidios según cifras del propio Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SSNSP), así como 2586 casos de abuso sexual, 1895 casos de violación y 143 mil llamadas de emergencia por violencia entre parejas.

El debate quizás debería de centrarse, más que en la brillantina que puedan ponerle a un servidor público, en estas cifras que reflejan la realidad de la mujer en México. En donde el promedio de feminicidios ha subido de 9 a 10 diarios.

Uno de los grandes problemas encontrados en el análisis de las protestas o manifestaciones, es que muchas de las veces se criminalizan por el simple hecho de ser manifestaciones. En México es un tema común mientras los problemas solo afecten a un sector de la sociedad el resto tiende a no visualizar el problema.

Lo cierto en todo esto, es la necesidad de generar políticas públicas que coadyuven en la búsqueda de soluciones para el problema a nivel nacional. Si bien la CDMX

no se encuentra entre los estados con mayor número de feminicidios, si es un lugar representativo evidentemente al ser la capital del país, en un problema que ha tendido a agravarse, ante una nula actuación de las autoridades, federales, estatales y municipales.(enlacedelacosta.com.mx)

About the author

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: