De la Publicidad a la Implementación: Reforma Educativa


Luis Gallegos

Las Reformas educativas de 2012 y 2018, tema que en su momento, fue “el tema” de la agenda nacional, y que unos días seguramente volverá a estar en la discusión. El presidente López Obrador ha mandado al congreso de la unión su iniciativa para una nueva reforma educativa, mientras esta semana la oposición anunció que en conjunto (PAN, PRI, PRD y MC) presentaran su propia iniciativa, que se contraponga con la presentada por el titular del ejecutivo.

En esta ocasión analizaremos uno de los programas de la reforma educativa, una de las reformas estelares de la anterior administración, el programa de “Instalación y Mantenimiento de Bebederos” que corrió a cargo del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa el INIFED organismo descentralizado de la SEP.

El programa de instalación de bebederos en escuelas de educación básica, era parte de los objetivos de mejoramiento de la infraestructura educativa de la reforma, este programa sería implementado en los ciclos escolares 2015-2016, 2016-2017 y 2017-2018.

Para el primer ciclo escolar, se planeaban instalar 11,034 bebederos, de los cuales fueron instalados 10,019, lo que representó un avance del 90.8% según datos de la Auditoría Superior de la Federación. En el ciclo escolar 2016-2017 se tenía el objetivo de instalar 8,000 bebederos que para la fecha de auditoría (Marzo 2018) se tenía un avance del 0%, y en ciclo escolar 2017-2018, igualmente se tenía una matea de instalación de 8,000 bebederos con un avance de 0%.

En dos de los tres ciclos escolares se tenía un avance del 0%, mientras en el primero de un 90% sin alcanzar el objetivo, teniendo un presupuesto para cada uno de los casos de más de mil cien millones de pesos, para la instalación costando cada bebedero 106 mil pesos aproximadamente.

Los costos y los resultados parecen fuera de tono, en la auditoría realizada el INIFED argumentaba, un cambio en las reglas, que atraso la ejecución del programa. Sin embargo más que un posible problema administrativo con la normatividad se logra observar un alto nivel de ineficacia por parte del Instituto quien no tuvo la capacidad de cumplir con los objetivos establecidos en el programa, todo lo contrario otorgando resultados verdaderamente precarios.

La Secretaría de Educación de Pública tan solo en 2017 a cargo de Aurelio Nuño, gastó mil 963 millones de pesos en comunicación social, de acuerdo con la Cuenta Pública 2017. Esta cantidad representó un sobre ejercicio de recursos de 2,680% debido a que el Congreso de la Unión sólo había aprobado una partida de 70.6 millones de pesos, esto según el diario Reforma.

La publicidad parece ser algo que se le dio de mejor forma a la SEP, más que poner en marcha los programas que se publicitaban, que al parecer no era lo suyo, tanto como hacer spots.(enlacedelacosta.com.mx)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

IMPRESO

contadores web free
A %d blogueros les gusta esto: